Páginas vistas en total

martes, 2 de agosto de 2011

Cayó la Luna

Cayó la luna. Luna llena me encuentras de pie.
Te doy la espalda, miro a la nada y de la nada tu reflejo. Irrealidad.
Luna llena, lleno de golpes tengo el pecho,
fragmentado el pensamiento, de temblores lleno el cuerpo.
Te huyo.
No te conozco y te tomo. Dolor.
Luna con sombras escalonadas esta noche,
desconciertos febriles, sin remedio el corazón.
Llena de inútiles recuerdos has venido,
descifrando mis encuentros,
en esta noche de cementerio.

Luna, de todas tus pasiones sólo encuentro el vacío,
sólo tengo lo que contigo se ha ido,
ya que te vas llévate contigo el vacío.
Luna has caído, traes, vienes, corres
y aún así yo no he vivido, sin conocerte,
para olvidar he tomado licencia de mirarte,
Insomnios furtivos en tragos empapados de partidas.

Tengo que decirte que sobrevivo, que empezaré a vivir,
y yo elijo sobrevivir, al menos hoy...
Un grito en el silencio, no vale la pena,
dejarnos invadir por la tristeza.

2 comentarios:

  1. Hola Sandra, te he visto por el comidista y he entrado a atisbar (no lo hacemos todos?). Me ha gustado el blog y este poema, me descubro con el verso
    sólo tengo lo que contigo se ha ido,
    me gusta el desarraigo que destila.
    Nada, como a los blogeros nos gusta que nos comenten, eso he hecho.
    Un saludo desde Barcelona

    ResponderEliminar
  2. Gracias por leerme y comentar Ferrán. Ya eché un vistazo a tu blog, bastante recomendable, interesante, ya te sigo.
    Que bueno que te gustara el post...
    saludos desde Madrid.

    ResponderEliminar